María Díez Álvarez, psicóloga

María Díez Álvarez

Especialista en Psicología Clínica y Neuropsicología, Psicoterapeuta.

 

Datos de contacto


María Díez Álvarez
Psicóloga clínica, psicoterapeuta y neuropsicóloga
Número de colegiado: M-08707
Teléfono: 629 863 978
mdiezalvgmail.com

María Díez Álvarez

Formación oficial


Licenciada en Psicología, Universidad Complutense de Madrid; Especialista en Psicología Clínica, Ministerio de Educación y Ciencia; Especialista Universitario en Neuropsicología, Universidad Nacional de Educación a Distancia; Psicólogo Experto en Psicoterapia, EuroPsy, acreditada por la Federación Europea de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP). Además, he asistido a numerosos cursos, seminarios, jornadas y congresos, procurando que mi formación fuera extensa y sólida. En la actualidad mantengo dicha formación continuada.

 

Actividad profesional


Compagino, desde hace años, mi labor profesional como Psicóloga Clínica y Neuropsicóloga en el ámbito público, Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, con mi consulta privada en Centro Psicología y Medicina, Alcobendas.

En el área de la Psicología Clínica llevo a cabo labores de evaluación, diagnóstico y psicoterapias a niños, adolescentes y adultos que por muy diversas razones sufren malestar psicológico.

Además de la evaluación e intervención psicoterapéutica de las alteraciones psicológicas por las que se consulta más frecuentemente (ansiedad, estrés, depresión, etc…) poseo amplia experiencia en áreas específicas como son:

  • El impacto emocional causado por el diagnóstico de enfermedades crónicas como: esclerosis múltiple, fibromialgia, diabetes, cáncer de mama, ginecológico u otros, etc. Muy frecuentemente las personas necesitan ayuda de un profesional de la psicología para afrontar una enfermedad, elaborar las pérdidas que ocasionan y en general readaptarse a su nueva situación.
  • Las alteraciones psicosomáticas (cefaleas, afonía, nauseas, vómitos, diarrea, dolores de cuello, hombros, lumbares, etc…). Se trata de dolencias físicas reales pero que tienen su origen en conflictos emocionales y que alteran el bienestar de la persona que las sufre. A veces ocurre que acudimos al médico con síntomas físicos, que tras ser estudiados con exploraciones y pruebas complementarias no se encuentra justificación para ellos desde el punto de vista biológico, nos dicen “no tienes nada”. Esto suele causar desconcierto, ya que estamos acostumbrados a encontrar una causa física a nuestro malestar en el cuerpo y a recibir un tratamiento. Entender y aceptar que el origen de dicho malestar puede estar en nuestra mente es en ocasiones dificultoso y es necesario acudir a un profesional.
  • Sintomatología emocional, propia de la mujer, surgida en el contexto de la maternidad (fecundación natural o mediante procedimientos artificiales, gestación, post-parto, etc.) que no siempre viene acompañada de alegría y satisfacción, si no que en ocasiones se asocia con estrés y síntomas depresivos, lo cual produce confusión precisando ayuda psicológica. También, más adelante, en otras etapas como la menopausia.
  • Los cambios en los ciclos vitales: la adolescencia, el inicio de la edad adulta, que suele traer consigo mayores responsabilidades (comienzo de la vida laboral, convivencia con la pareja, paternidad), ya en la madurez cuando los hijos abandonan el domicilio (síndrome del nido vacío) o en la jubilación laboral. Dichos cambios precisan de procesos de readaptación que pueden cursar con gran malestar psíquico, siendo necesaria la ayuda psicoterapéutica.

En el área de la Neuropsicología realizo evaluaciones de las funciones cognitivas (atención, memoria, concentración, lenguaje, funciones ejecutivas, praxias, gnosias, etc.) que se alteran, en un paciente, como consecuencia de enfermedades neurodegenerativas, accidente cerebrovascular, tumor cerebral, traumatismo cráneo encefálico, etc. También a aquellas personas que, aún sin diagnosticar, tienen la sensación de pérdida de dichas capacidades “no recuerdo el nombre de…”, ¿dónde he dejado las llaves?…” Igualmente presto apoyo psicológico al paciente con daño cerebral sobrevenido, cualquiera que sea la causa, y a las familias de los afectados.

Mi trabajo con grupos se desarrolla en el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, donde realizo, con una periodicidad mensual, jornadas sobre aspectos psicológicos de la esclerosis múltiple, dirigidas a pacientes y sus familiares o personas de su entorno y pretenden facilitar el afrontamiento de la enfermedad y posterior adaptación a la nueva situación, todo ello encaminado a recuperar calidad de vida. Asimismo colaboro con el Hospital La Paz en la coordinación de grupos psicoeducativos para mujeres con cáncer de mama y ginecológico.

En cuanto a Docencia, soy Clínico Colaborador Docente. Imparto seminarios de Neuropsicología en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Además, participo como Docente en el curso sobre Esclerosis Múltiple dentro del Programa de Formación Continuada del Hospital Universitario Puerta de Hierro dirigido a los MIR (médicos internos residentes).

 

Trayectoria profesional


Mi labor profesional la he ido desarrollando, además de lo expuesto, en muy diversos campos como son violencia de género, atendiendo a mujeres que han sufrido maltrato por parte de sus parejas y a sus hijos, he realizado escuelas de padres, talleres para mujeres con diferente temática, de deshabituación tabáquica, etc., aunque el trabajo clínico en la consulta privada, que se inició al comienzo de mi ejercicio profesional, hace ya más de 20 años, ha predominado sobre cualquier otro y se ha mantenido a lo largo del tiempo.

 

Marco teórico


El marco en el que se sustenta mi actividad profesional se apoya en los siguientes postulados:

  • El concepto de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “no sólo como ausencia de enfermedad si no como completo bienestar físico, psicológico y social”, es decir, la salud en general y la salud mental en particular tienen un sentido positivo, son algo más que ausencia de enfermedades o trastornos mentales, tendría más que ver con un estado de bienestar en el cual la persona puede hacer uso de sus recursos para afrontar las tensiones de la vida, ya sean propias, en la pareja, familia, amigos, trabajo.
  • Modelo bio-psico-social: plantea que tanto los factores biológicos, psicológicos (emociones, pensamientos y conductas) y sociales (pareja, hijos, amigos, trabajo…) juegan un papel importante en el funcionamiento humano como elementos que contribuyen a la salud/enfermedad.
  • Mi manera de abordar el sufrimiento emocional del paciente responde, por tanto, a un modelo integral en el que se percibe a la persona como un sistema (físico, psíquico y social), la alteración en una de esas áreas repercute en el resto y por tanto se hace necesario prestar atención a cada una de ella. Cuando recibo a un paciente en mi consulta llevo a cabo entrevistas que tienen como objetivo comprender el problema que plantea la persona desde un punto de vista global: historia del paciente, síntomas, conductas, etc. intentando dar sentido a lo que le ocurre. Posteriormente comparto con el paciente mis conclusiones realizando un planteamiento de una psicoterapia si fuera necesario. Todo ello con el objetivo de ayudarle a recobrar su salud psíquica, a potenciar sus recursos o crear otros, de tal manera que pueda sentir un mayor bienestar, equilibrio personal y una mejor adaptación social que le permita disfrutar más de los diferentes aspectos de su vida.

Los motivos por las que desempeño mi ocupación son los de cualquier profesional, afronto mi trabajo como una forma de poner en práctica mis conocimientos y mi experiencia al servicio de las personas que padecen sufrimiento psíquico, pero también, ¿por qué no nombrarlo? supone para mí un medio de subsistencia.

Si por alguna razón sientes que hay desequilibrio en cualquiera de las áreas de tu vida (personal, pareja, familia o trabajo) que te causa malestar emocional y sufrimiento, observas que persiste en el tiempo y no consigues afrontarlo tu solo, yo puedo ayudarte.

Psicólogos y Psiquiatras en Alcobendas

  Av. España, 23. (Ed. Torreón II) 1°1,
Alcobendas, 28100, (Madrid)